Actuaciones y Proyectos

Actuaciones y Proyectos

Entidades Colaboradoras

Entidades Colaboradoras

Participación y Voluntariado

Participación y Voluntariado

Voluntariado en la Recogida de Juveniles de Pardela Cenicienta

 

Desde el año 2004, la Oficina de la Participación y el Voluntariado Ambientales colabora con el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre ‘La Tahonilla’ (CRFS) en un programa de voluntariado ambiental. Ambas entidades son dependientes del Área de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad del Cabildo de Tenerife.

Este Centro tiene entre sus principales objetivos la rehabilitación de animales silvestres accidentados, que por cualquier razón no pueden sobrevivir en el medio natural, con el fin último de liberarlos en el lugar que fueron recogidos.

Se atiende anualmente a más de 2.500 ejemplares de la fauna silvestre accidentada (4.000 en 2016) entre los que destacan las aves tales como búhos, lechuzas, cernícalos, buzardos ratoneros, pardelas, etc., así como reptiles marinos como las tortugas bobas, verdes, etc.

La sensibilización social sobre la protección de la biodiversidad silvestre ha dado lugar a la creación de un programa de voluntariado cuyo objetivo es dar a conocer este Centro a las personas que deseen mantener un estrecho contacto con los animales autóctonos así como aumentar la capacidad de trabajo del mismo. El número de voluntarios/as que han pasado por este Centro desde su inicio es de aproximadamente 400, siendo la media de 30 voluntarios nuevos que se unen a esta acción cada año.

Formación al voluntariado en la Recogida de Juveniles de Pardela CenicientaLa campaña es coordinada por el CRFS ‘La Tahonilla’ y se desarrolla desde finales de octubre hasta mediados de noviembre y consiste en el rescate de juveniles de pardelas accidentadas que caen desorientadas en su primer vuelo nocturno por los destellos de las luces. La actuación del voluntariado va precedida de un curso de formación en el que se les informa de las diferentes pautas de actuación a seguir con los animales y las precauciones a tener en cuenta con los mismos.

Esta ave marina, aunque no se considera en peligro de extinción, presenta graves problemas de conservación a causa de la fragilidad del hábitat en donde crían y la pérdida de ejemplares de juveniles cuando salen de sus nidos de noche en sus primeros vuelos.

Debido a la contaminación lumínica de nuestras costas, un alto número de pardelas, sobre todo durante las noches de luna nueva, pierden el rumbo hacia el mar y caen a tierra siendo incapaces de remontar el vuelo por sí solas. Además, algunas de ellas sufren graves heridas.

Es en ese momento cuando la implicación de la ciudadanía y la atención desde diferentes entidades y administraciones que colaboran en la campaña son fundamentales. Desde hace años, son varios los colectivos y ciudadanos voluntarios los que colaboran en la labor de captura y avisos para que las aves sean tratadas y posteriormente liberadas por el personal cualificado del Área de Medio Ambiente del Cabildo.

Desde el año 2017, además de las labores del voluntariado de rescate de campo, se propone desde el CRFS ‘La Tahonilla’ la opción de que durante los días de mayor número de aves que se accidentan, los voluntarios y las voluntarias colaboren con el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2 del Gobierno de Canarias.

En concreto la labor del voluntariado consiste en la recepción de llamadas que reciba el CECOES relacionadas y específicas con el rescate de pardelas cenicienta, de manera que puedan recoger los datos de la incidencia e incluirlos en la aplicación informática para posteriormente remitir la información al recurso adecuado para llevar a cabo el rescate de las aves accidentadas. Para el desarrollo de esta acción se contará con voluntariado cualificado y formado tanto en conocimiento sobre la biología de la pardela y la campaña, como en materia del funcionamiento informático del 112 y el protocolo a seguir.